7. POLICÍAS lesbianas, gays y bisexuales

BODA DE DOS POLICÍAS GAYS
Se convirtieron en la primera boda visible de una pareja de hombres del cuerpo de policía en España.
"Si ser visibles sirve para que los niños a los que les acosan en el cole por su supuesta orientación vean que el sentimiento está ahí, entonces que se haga visible (...) No es nada que tengamos que ocultar por pertenecer a un cuerpo u otro". comentaba Chema a la prensa.
Otras personas como Chema y Jonathan pueden estar en tu trabajo, necesitan el mismo respeto y apoyo que las demás personas del cuerpo.

LA ACTITUD dentro del cuerpo:
Al contrario de lo que alguna gente suele pensar, y a diferencia de otras minorías, las personas lesbianas, gays o bisexuales no son identificables salvo que la propia persona lo diga. La orientación afectiva no es algo que "se note" a simple vista.

La étnia o raza de una persona puede ser identificable físicamente, por el contrario la orientación afectiva es algo íntimo que no siempre se comparte abiertamente.

En los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado también hay agentes que son homosexuales o bi (4 de cada 10 personas son bisexuales; según la Unión Europea 1 de cada 10 agentes es homosexual) en pareja estable o matrimonio.

Sin embargo, la gran mayoría no lo dice de forma abierta en su trabajo por miedo al rechazo, a la falta de empatía en su ambiente laboral, o por miedo a tener problemas familiares o de amistades, y por eso pueden parecer “invisibles”.

Ponte en su lugar y piensa lo frustrante que sería tener que ocultar tus sentimientos, evitar conversaciones sobre tu pareja o no hablar de tu familia.

¿Por qué ser visibles? ¿Es importante ser visibles dentro del cuerpo?

Cuando una persona dentro del cuerpo es Heterosexual, es habitual que haga visible su vida privada en su ambiente de trabajo: hablar de tu vida personal crea un vínculo.

Seguramente tendrás compañeras y compañeros que te hayan enseñado alguna foto de su familia, sus hijas o su pareja. Pues al hacer este simple gesto, ya está haciendo visible su orientación afectivo-sexual en su ámbito laboral.

Por ejemplo:
Si un compañero te enseña una foto de su novia, automáticamente pensarás que tu compañero es Heterosexual, aunque él no te diga “soy hetero” o "soy bi".

Pues esta misma situación debería de darse con la misma naturalidad cuando la persona (que es tu compañera) es Homosexual o Bisexual, para eso es necesario un ambiente de trabajo que sea abierto, y en el que la prioridad sea el respeto.

Comentarios